Destinypedia
Advertisement
Lamento del Legado

Lamento del Legado es un libro de Historia introducido en Más Allá de la Luz. Las entradas se consiguen escuchando los Exos dispersos por Europa. Narran la historia sobre la toma de control de los Vex de la luna joviana durante la Edad de Oro.

RECUERDO RECUPERADO; WEN-1[]

3JUNIO/10:43AM

Los muros están temblando de nuevo. Como truenos. ¿Qué tan profundo han llegado ahora? Menos mal que estamos muy adentro. Esta habitación se concibió para resistir. Supuestamente, es demasiado gruesa para poder penetrarla. Veremos si se desmorona bajo el peso de los vex.

"Te preocupa que entren aquí".

Es casi como si pudiera oír lo que estoy pensando… ¿Qué clase de tecnología asquerosa nos puso en la cabeza?

"Solo hay dos lugares en Europa que construí para que sean impenetrables, y esta habitación es una. Deja de preocuparte y activa el nuevo modelo", dice.

Está rompiendo el protocolo de nuevo. Todos los exos y los humanos en esta habitación pueden verlo. "La Dra. Bray ordenó explícitamente que debíamos esperar su regreso…".

"Soy el único Dr. Bray del que recibirás órdenes a partir de ahora. Tenemos que asumir que Elisabeth está muerta".

La cabeza de robot parlante es tan fría como lo era el anciano. ¿Qué más podría esperarse del psicópata que murió y se convirtió en una inteligencia artificial omnisciente? Esperemos que el exo inconsciente que tenemos en frente no se parezca en nada al verdadero.

"Ahora, actívalo de inmediato, o te desactivaré a ti".

Bien, bien. Activo el protocolo Despertar. Los ojos del exo se iluminan. Está confundido. Recuerdo esa sensación. ¿Quién soy yo? ¿Dónde estoy? ¿Adónde se fue mi piel? Al menos nos despertamos con los protocolos en marcha. Este tipo está entrando en una zona de guerra. No debe ser agradable.

"¿Quién soy yo? ¿Dónde estoy? ¿Soy… de metal?", pregunta el nuevo. Lo sabía. La inteligencia artificial empieza.

"Las respuestas a esas preguntas son bastante complicadas y nuestros métodos habituales para facilitarte la entrada a esta realidad no están actualmente a nuestra disposición. Así que intentaré simplificar mis respuestas".

La IA continúa explicando rápidamente dónde estamos, qué son los exo, cómo funcionan y por qué son importantes.

"… y, una vez que hayas completado tu entrenamiento, habrá un nuevo y brillante juguete esperándote para conmemorar tu logro… ¿por qué? Porque eres especial. Imparable. Un combatiente e intelectual; mejor que el resto. Nada en todo el universo podrá detenerte", concluye la IA.

"Ya veo. Eso suena… bien. ¿Y quién… qué eres?", pregunta el nuevo.

"Me alegra que lo preguntes. Soy Clovis Bray. Y tú y yo somos…".

"¿Por qué está despierto?", pregunta una voz.

La Dra. Bray… ¡está viva! Entró por el túnel. Esto se pondrá bueno.

Un par de exos la siguen: Noe-2 y Mia-9.

"Pensé que habías muerto, Elisabeth", dice la inteligencia artificial, "así que le pedí a Wen-1 que lo despertara". La Dra. Bray me lanza una mirada de furia. Debí desenchufar a esa IA, bastardo.

"Así que rompiste el protocolo", dice.

"Yo creé el protocolo, Elisabeth. Puedo romperlo. Solo necesito a alguien de confianza para iniciar la señal".

Puedo sentir la frustración de la Dra. Bray. "Los vex están en todas partes. Deberíamos estar evacuando Europa. Hay un grupo de sobrevivientes atrapados en el búnker E15. Necesito ayuda para rescatarlos".

"Eso puede esperar. Equipé el Cruce de Caronte con una tecnología de señalización avanzada que está conectada al Estratega y sus búnkeres. Si lo unimos con la señal de comunicación que usan los vex, en teoría podríamos obligarlos a dejar este mundo y recuperar lo que construimos. Pero los vex cortaron los canales de comunicación internos y la recolección de recuerdos en la nube. Tendrás que hacerlo manualmente, Elisabeth", dice la inteligencia artificial.

"Eso llevará a los vex directo a Marte. A la Tierra. Tú mismo lo dijiste: los vex solo quieren el exterminio. Se trata de miles de millones de vidas perdidas. No formaré parte de eso", responde.

"Mi dulce e ingenua nieta. La humanidad nunca tuvo oportunidad contra los vex y esas vidas son prescindibles. Además, cada vida perdida es un exo ganado. Otro soldado para pelear contra los vex. El futuro es exo. Es Bray. Nuestro legado es lo único que importa", responde la inteligencia artificial. El nuevo está escuchando. Puede que tenga la mente en blanco, pero no le gusta para nada esto.

La mandíbula de la Dra. Bray está apretada con ferocidad. Parece que va a atacar. No la culpo.

"Tal vez nuestro legado debería quemarse hasta los cimientos", dice.

"Elisabeth… ¿estás planeando activar la Estrella del Amanecer?".

"Una vez que saque a todos quienes pueda del mundo, haré lo que tenga que hacer. No perderemos más vidas por esto".

Esta mujer me agrada.

"Escuchen. Exos y humanos con cuerpos funcionales, los necesito. Tomen todas las armas que puedan y vámonos", dice. Estamos apostándolo todo. Con armas en mano empezamos a acomodarnos en el túnel. Incluso el nuevo, pero la Dra. Bray no está de acuerdo.

"Espera. No has pasado por ningún protocolo de iniciación. No estás listo", le dice.

"Si hay vidas que salvar, ahí es donde debo estar", responde el nuevo. Tiene una determinación extraña.

"Donde debes estar", interviene la inteligencia artificial, "es con tu familia. Conmigo".

"Mis instintos me dicen que debo rechazarte", replica el exo. También me agrada el nuevo.

Apuesto a que si la Dra. Bray pudiera sonreír, lo estaría haciendo en este momento. Toma un arma de un escondite y se la arroja al nuevo. "Tal vez estás más listo de lo que creía", dice. El nuevo se mantiene firme. Maneja bien el arma. No hay duda, está listo. Al diablo los protocolos.

"Elisabeth", dice la IA. Quiere tener la última palabra. Como siempre. "Protegeré nuestro legado".

"Somos dos", dice y cierra la puerta del túnel detrás.

Es genial.

RECUERDO RECUPERADO; KNOX-4[]

19MAYO/5:00AM

Cada día es es una nueva búsqueda en 2082 Volantis. Siempre es lo mismo.

Siempre entramos en la Vía de Cristal, en donde está el portal. Los protocolos defensivos se inician. El portal se activa. Eliminamos los vex que pasan y luego la Dra. Bray lleva nuestra unidad adentro para explorar y recolectar más.

Espero que no me hagan ir al frente esta vez. Normalmente la primera línea es eliminada inmediatamente.

"Knox, hoy vas a estar en el frente", dice ella.

Lo sabía. "Entendido, Dra. Bray".

El portal se está activando. El siguiente paso es…

"Dra. Bray, tenemos un problema", interrumpe el Dr. Ruiz.

Genial. ¿Ahora qué?

"¿Qué pasa?", responde la Dra. Bray.

"Noe-2 detectó un error crítico en nuestra tecnología de vigilancia en el otro lado del portal. Los sensores están desconectados. No sabemos qué lo atravesará sin ellos".

"¿Esto ha sucedido antes?".

"… No".

La Dra. Bray hace una pausa, luego dice: "Apáguenlo".

"Necesitaremos autorización".

"Eso estoy haciendo".

"La de él".

Clovis no confía en ella lo suficiente para tomar ese tipo de decisiones. Ella parece no aceptarlo.

"Escucha, Esteban. Clovis está en coma y está conectado a un respirador. Es probable que muera en las próximas 24 horas. Entonces, con el debido respeto, quien toma las decisiones en este momento soy…".

*RUIDOS MECÁNICOS FUERTES*

¿Qué fue eso? Viene del portal. Todos están mirando hacia allá. ¡Algo está por salir!

*EXPLOSIÓN FUERTE*

"¡UN MINOTAURO! ¡DISPAREN TODOS LOS CAÑONES!", grita la Dra. Bray. Lo tiene bajo control.

El minotauro avanza. Disparamos, pero nada funciona. Tal vez no lo tenga bajo control.

"¡COHETES!", grita otro exo.

La Dra. Bray está esforzándose. Todos lo hacemos. Esta cosa es feroz. Y no está solo.

"¡Son goblins!", grita alguien.

Siguen llegando. No se detienen. Estoy disparando. Esto no es normal. Son demasiados.

"¡Tenemos compañía!", grita el Dr. Ruiz.

¿Qué rayos es eso? Es como una hidra vex, pero… bastante más grande y con un escudo. Lo está destruyendo todo y los fragmentos de exos no dejan de volar.

Siguen saliendo. Esto no tiene fin. Disparo todas las balas que tengo, pero no parece ser suficiente.

"Ruiz… ¡desconéctalo ahora!", grita la Dra. Bray.

No podrá desconectarlo. Lo único que queda de él es un cadáver destrozado. La Dra. Bray lo ve.

"¡Evacúen de inmediato! ¡Vamos, salgan!", grita mientras y ella y los demás corren, escapando a duras penas.

Me estoy esforzando. Corro lo más rápido que puedo, pero no sirve de nada. Me persiguen. Me sacan los brazos. Me inmovilizan en el suelo. Mi fin ha llegado. Tal vez me traigan de vuelta como Knox-5. ¿Y si no? Bueno…

Cierro mis ojos. Una mujer me sonríe. Cocina pierogis. Debe ser mamá, muero por probar ese plato.

Es bueno volver a casa.

RECUERDO RECUPERADO; WESLEY-3[]

3JUNIO/2:12PM

Hace tiempo que no venía. La última vez me hicieron trabajar en la antena satelital.

"¿Dónde estamos?", pregunta el nuevo exo. Siempre pregunta muchas cosas. Bueno, le contestaré.

"En Cruce de Caronte. La estación de comunicación principal entre Eventide y el resto del sistema solar", le contesto.

"Este es el lugar que mencionó la IA… no pensé que vendríamos aquí".

La Dra. Bray entró. "Nos aseguramos de que Clovis no consiga lo que quiere. Enviaré una señal de auxilio y luego haremos colapsar todos los enlaces de comunicación externos. Cuando terminemos aquí, nos reuniremos con los demás".

El nuevo exo parece un poco confundido. Tiene millones de preguntas. Cuando se trata de los Bray, todos tenemos preguntas.

"Wesley. ¿Olvidaste por qué te traje aquí?", pregunta la Dra. Bray. No lo olvidé, solo me distraje.

"Dra. Bray, estaba esperando a que enviaras la señal", respondo.

"Basta de formalidades, Wes. Prepara el interruptor, por favor".

De acuerdo. Estoy en eso.

El exo nuevo hace guardia en la puerta. Según ella, lo trajo como refuerzo adicional. Pero me parece que más bien es que no quiere perderlo de vista.

"Escuché que… la IA te llamó nieta", dice el nuevo exo. Ya no se contiene. Me pregunto si ella le dirá la verdad.

"Así es", responde.

"Y el me dijo que yo formo parte de su familia. Entonces… ¿tú y yo somos parientes?".

"Algo así".

"¿No quieres explicarme?".

"No deberíamos discutir una carga de identidad sin el protocolo adecuado porque podría causar efectos no deseados".

"Puede que apenas me hayan activado hoy, pero no soy idiota. ¿Qué me estás ocultando?".

Todos sabemos la verdad. Solo díselo. La Dra. Bray suspira.

"A diferencia de Clovis, no tengo la intención de guiar tu destino. Si fuera por mí, ni siquiera existirías".

Eso fue… pesado. El exo nuevo parece afectado.

"Solo quiero entender qué hago aquí".

La Dra. Bray cede un poco. "Mira… lo siento mucho. Pero deberías darte cuenta de lo afortunado que eres. Tienes una segunda oportunidad. Confía en mí, es mejor que no lo sepas".

"Entonces está decidiendo por mí. Igual que Clovis".

La atrapó.

"No soy Clovis".

Mi atención regresa a la tarea que tengo frente a mí. Oh, oh. Algo está mal con estos sistemas.

"Pido disculpas por interrumpir esta interesante charla, pero hay algo que está anulando todo nuestro sistema de comunicaciones", informo.

"Clovis". La Dra. Bray está furiosa. "Ese maldito mentiroso… nuestro sistema de comunicaciones interno está funcionando correctamente. Causará la muerte de miles de millones de personas. Al diablo con esto. Debemos llevar a todos a la nave de evacuación de inmediato. Luego me encargaré de los vex y de Clovis. Terminaré con esto de una vez por todas".

Por Dios. Realmente lo hará. Hará estallar esta luna.

Esta familia está desquiciada. Tengo que escapar.

Y no quiero volver a ver a ningún Bray, jamás.

RECUERDO RECUPERADO; REBA-3[]

3JUNIO/5:01PM

Elsie, eh, quiero decir, la Dra. Bray acaba de llegar con malas noticias: la IA de Clovis está enviando a los vex fuera del mundo. Tiene un plan para detenerlo, pero no lo llevará a cabo hasta que todos estemos a salvo. La admiro por eso.

Nosotros también teníamos malas noticias. Intentamos que todos en el búnker E15 evacuaran, pero fue demasiado tarde. Los vex ya habían acabado con todos. Fue… espantoso. Descansen en paz, amigos míos…

La Dra. Bray dice que está elaborando un plan para alcanzar las naves de evacuación, pero lleva cinco minutos ahí sentada en silencio. Creo que se siente culpable por no regresar al búnker a tiempo. O tal vez está pensando en que esta toma de los vex es en parte culpa suya por permitir las búsquedas en Volantis. Por matar a una infinidad de vex.

Si solo supiera la verdad. La verdad de lo que Clovis le hizo. Quisiera contarle, pero no lo he hecho porque… bueno, no quería acabar como ella. Pero ya no lo aguanto más. Éramos muy buenas amigas y ahora solo me conoce como Reba-3.

Ah, va a decir algo.

"Escúchenme bien todos. Los vex ya deben estar en los túneles, así que vamos a ir a la nave a pie cruzando la nieve. Por si alguien se pierde, nuestro destino está en las coordenadas 55°52 Norte, 44°11 Oeste. Quiero que todos los exos enciendan sus infrasensores, que estén listos y se aseguren de cargar sus armas. Los sacaremos a todos de este mundo, lo prometo".

La Dra. Bray siempre ha sido muy empática, pero nunca había tenido una oportunidad de demostrarlo. Hasta ahora.

Asume el puesto de liderazgo con el exo nuevo a su lado. Aquí vamos.


Está oscuro y hay mucho viento. Los infrasensores nos ayudan a ver a los vex cada tantos metros en la tormenta de nieve. Hemos logrado superarlos hasta ahora, pero ¿por cuánto tiempo podremos seguir haciéndolo?

*DISPAROS*

Aquí están. Tengo dos en el flanco izquierdo.

*DISPAROS*

Muy bien.

*DISPAROS*

Muy mal.

"¡Le dieron a Reba!".

*DISPAROS*

Gracias por cubrirme, nuevo. Pero llegaste unos 10 segundos tarde y ya no puedo moverme.

La Dra. Bray se arrodilla junto a mí. "Reba… lo siento mucho".

"Para esto nos enlistamos, ¿no?", digo. Pero en realidad no lo pienso. Lo hicimos porque queríamos vivir para siempre. Solo intento apoyar a los demás mientras estoy allí tendida muriendo. Maldito protocolo de empatía. Es lo que nos hizo ser tan buenas amigas a Elsie y a mí.

"Te prometo que recuperaré tu banco de memoria en los archivos", dice. Lo dudo, pero si en verdad logra regresar al laboratorio…

"Elsie. Banco E1-815. En su oficina".

Es lo mejor que puedo hacer por ella. Porque
to...do...se...estádes...va...........ne.........cien...................

RECUERDO RECUPERADO; HECTOR-6[]

3JUNIO/9:34PM

No puedo creer que estemos de regreso en Eventide. Este lugar está en ruinas. Me entristece verlo en este estado. Pero debo salir de Europa. Por ahí dicen que la Dra. Bray hará volar todo el lugar.

"La nave de evacuación está a la vista, a las 11 en punto". Gracias por el aviso, exo sin nombre.

"¡Alto, todos!", dice la Dra. Bray y señala a los vex que rodean la nave de evacuación.

"Debemos hacer esto con cuidado", nos dice. "Todos…".

"Elisabeth", dice una voz familiar. Oh, no. Es la IA. Acaba de sobrescribir todas nuestras comunicaciones. Todos podemos oírlo. "No pongan un solo pie en esa nave".

"Vete al diablo, abuelo", dice ella con enojo.

"¿Y tú, amigo nuevo? ¿Qué vas a hacer?", pregunta la IA. Le está hablando al sin nombre. ¿Qué demonios está planeando?

La Dra. Bray voltea a ver al exo sin nombre. Sacude la cabeza señalándole que guarde silencio. Pero él se ve enfadado. Se veía enfadado con ella desde que llegó.

"Dime quién soy y me quedaré", dice el exo. ¿En serio? ¿Una pelea de familia?

La Dra. Bray está furiosa. "¡No hay tiempo para esto!".

"Amigo mío, me sorprende que aún no lo hayas averiguado por tu cuenta", responde la IA.

"Soy Clovis Bray, como tú", dice el exo.

"Así es, es Clovis-1", dice la IA con una voz casi irrisoria.

"Pero no recuerdo nada de mi vida".

"Es por el diseño. Te despojaron y te dejaron en tu forma emocional más básica, como todos los demás exos. Pero si me ayudas a evitar que se vayan tus amigos, te contaré todo acerca de tu vida".

Hay un momento de silencio. La Dra. Bray sacude la cabeza en dirección a Clovis-1: "Por favor, no necesitamos otro Clovis", dice. La he visto hablar con sinceridad antes, pero esto va más allá. Tiene un tono más bien de… súplica.

Clovis-1 y la doctora Bray se miran el uno al otro.

"Vete al diablo, viejo", dice Clovis-1 en su comunicador. La Dra. Bray está muy emocionada. Todos los estamos. Uff.

"¿Sigues negándote a reconocer a tu Dios? Bien, que así sea", dice la IA.

¿Qué diablos significa eso…?

*EXPLOSIÓN POTENTE*

SISTEMAS DESCONECTADOS

RECUERDO RECUPERADO; UNA-8[]

19MAYO/8:00AM

Pasó algo, aunque todavía no nos dicen qué. Pero Elisabeth Bray está aquí y se ve maltrecha.

"Despiértalo", ordena.

¿Despertarlo? Está prácticamente muerto. "¿Cómo estás, Dra. Bray? No luces bien", le digo.

"Una. Despiértalo. Ya". Ese tono. No está jugando.

Bien. "Ya se está despertando".

"Gracias, Una. ¿Me oyes, abuelo?", le pregunta.

"¿E… Elisabeth?", resuella el hombre desde su respirador. Apenas puede respirar, mucho menos hablar. ¿Por qué lo molesta así al final de sus días?

"No intentes hablar, solo escucha. La Vía de Cristal está en riesgo. Fuimos emboscados por los vex. Llegaron y… los mataron a todos, abuelo".

Eh, ¿qué?

"Logré activar las defensas restantes mientras salía, pero no resistirán. El portal está ahí, abierto. Están atravesándolo. Voy a realizar el protocolo de evacuación. Por favor, dame los códigos para hacerlo".

"Mi… respaldo", dice Clovis sin aliento. "Actívalo".

"Pero eso significa…".

"Que moriré, sí. Pero mi… tiempo no ha… terminado".

Limpio la sangre que escupe de su boca mientras habla. Todos merecen un poco de dignidad en su lecho de muerte.

"No hay tiempo, abuelo. Debemos evacuar o la gente morirá".

Los ojos del viejo indican que lo sabe.

"Primero el legado… Elisabeth", dice.

A pesar de todo, tiene un corazón que late. No importa cuántas veces nos reinicien, no perderemos la esencia de lo que somos en el interior. Todos los exos lo sabemos.

La Dra. Bray se para y da la vuelta para irse. "Bien".

Eso no puede ser todo, ¿o sí?

Se detiene en la puerta. "Te arrepentirás de esto, sobrevivas o no".

RECUERDO RECUPERADO; MIA-9[]

3JUNIO/9:45PM

*Iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii* El sonido… empieza a estabilizarse. Me vuelvo a poner de pie.

Nuestra nave de evacuación… desapareció. La IA la destruyó. Casi nos mata a todos en el proceso. De hecho, creo que se llevó a algunos de nosotros…

Sí que lo hizo. Oh, Dios. Héctor… No es el único.

"¿Qué… qué hizo?", pregunta Clovis-1. Todos nos preguntamos lo mismo. Todos sufrimos la misma conmoción.

Ayuda a la Dra. Bray a ponerse de pie. Está muy maltrecha.

"Abuelo… maldito monstruo", es lo único que consigue decir.

Está de nuevo en nuestros canales de comunicación. "Un mal necesario, nieta. Como dije antes, los vex seguirán la señal fuera del mundo, y cuando todos se hayan ido, podremos cerrar el portal y retomar la producción. Mientras tanto, si deseas sobrevivir, te sugiero que vuelvas a Exociencia. A mí".

No creo que ninguno de nosotros esté ansioso por hacer eso.

Especialmente no la Dra. Bray. Se está apoyando en Clovis-1. Nunca la he visto tan derrotada. "Ganó", susurra.

No digas eso.

"Aún no", contesta Clovis-1. Todavía le queda algo de fuerza.

"No podemos hacer nada. La IA nos derrotó".

"Podemos cerrar ese portal".

"¿Y cómo crees que vamos a hacerlo? Míranos. Apenas podemos sostenernos".

"Cuando Clovis me despertó, me dijo que era especial. Dijo que tenía un arma poderosa para mí. Me llamó imparable, pero dijo que primero necesitaría entrenarme".

Ella lo ve como si estuviera loco. Aún no está convencida.

"Esto es culpa nuestra, Elsie. No importa cómo nos veamos ahora, somos Bray. De no ser por nosotros, esa gente seguiría viva. Por ellos, debemos pelear hasta nuestro último aliento".

Tiene razón.

La Dra. Bray asiente. Yo asiento. Todos los que siguen vivos se unen.

Hagámoslo.

RECUERDO RECUPERADO; ANJOLI-7[]

4JUNIO/1:05AM

A la IA no le importa si vivimos o morimos. De acuerdo. Tomemos las riendas del asunto.

Es difícil permanecer en silencio cuando todos estamos metidos en la oficina de Clovis. Pero no llegamos aquí sin luchar. Hasta el túnel secreto por el que bajamos estaba lleno de vex. Perdimos a otros en el camino.

También aquí están por todas partes, pero afortunadamente las paredes y ventanas de la oficina de Clovis están reforzadas para soportarlo. Siempre dijo que no debíamos reparar en gastos, aunque eso solo aplicaba para él.

Clovis-1 está listo, y su protocolo de entrenamiento exo está ejecutándose. Sus estadísticas superan todo lo que hemos visto. Rompe récords, a tal grado que casi hace colapsar los programas. Pensándolo bien, es obvio que es así. Clovis lo construyó con ese propósito. Él quería ser el mejor, tanto en vida como después de la muerte.

"Si fuera un vex, daría media vuelta y correría por mi vida", dice Clovis-1 mientras sale del módulo de entrenamiento.

"Entonces vamos a ponerte a prueba", dice la Dra. Bray y señala un gabinete de armas que está cerrado. Dentro hay dos armas: un fusil de pulsos resplandeciente y una espada radiante, con una cuchilla como de motosierra. Parece que podría atravesar hasta titanio. Tratamos de burlar la seguridad del gabinete mientras Clovis-1 seguía con el entrenamiento, pero no lo logramos.

El gabinete de armas escanea a Clovis-1 cuando se acerca.

"Bienvenido de nuevo, Clovis", dice y se abre. Él toma la espada y sonríe. "Tú deberías llevarte esa", le indica Clovis-1 a la Dra. Bray.

"¿Y por qué haría eso?".

"Porque así nos veremos impresionantes cuando acabemos con los vex, ¿o no?".

Ella asiente, toma el fusil y lo cuelga sobre su hombro. Se ve increíble. La Dra. Bray toma algo más del gabinete y lo guarda. Parece un banco de memoria. ¿Para qué necesita eso?

"¿Qué tal se siente?", pregunta la doctora.

"Como hecho a mi medida", responde Clovis-1 mientras admira la calidad de la espada.

"En efecto, así fue", resuena una voz en los altavoces. Es la IA de nuevo; siempre nos vigila, nos escucha todo el tiempo.

"Ten en cuenta que, por muy fuerte que seas, es probable que esto sea un suicido. Los vex interrumpieron el sistema de recolección de recuerdos en la nube, así que los bancos de memoria ya no están recibiendo datos continuamente. Si alguien muere, se reconstruirá aquí según su huella anterior".

"Entonces tomaremos las huellas actuales y viviremos con eso. Algunos se quedarán aquí y ayudarán a traer de vuelta al resto de nosotros", dice la Dra. Bray. Es un buen punto.

"Además de los efectos de la degradación rápida de memoria, hay que considerar la enorme cantidad de vex. Son muy astutos, no tardarán en reaccionar y vendrán hasta aquí. Si ese es el plan… más vale que pelees con todo lo que tienes".

Una luz se enciende fuera de la oficina y baja hasta el salón. "Ya abrí la armería. Aunque lo que dices es absurdo, sería una imprudencia más grave si no te apoyara en tu intento".

"Con esto no te ganarás el perdón por lo que hiciste. Se perdieron vidas que jamás podrán recuperarse", le responde la Dra. Bray con gran firmeza.

"No busco el perdón. Solo una promesa".

Siempre hay interés.

"No destruyas el portal".

"¿Y quién habló de destruirlo?".

La inteligencia artificial suspira. "Tú. La primera vez que intentaste hacerlo".

"¿La primera vez…?".

"El banco de memoria que acabas de guardar perteneció a Elisabeth-1".

La Dra. Bray solo niega con la cabeza. "¿Por qué?".

"Porque yo quería tenerte de mi lado".

Clovis-1 se molesta. "Es demasiado tarde para eso".

La Dra. Bray le pone una mano sobre el hombro y lo tranquiliza. "No lo destruiremos, Clovis", responde mientras le guiña el ojo a Clovis-1.

"Muy bien, entonces preparen su armamento. Los espera una gran batalla".

RECUERDO RECUPERADO; NOE-2[]

4JUNIO/6:00AM

Atacamos a Europa con todo lo que tenemos.

Jamás había visto algo similar. Su fuerza y agilidad son únicas. Uno tras otro, los vex caen rebanados como pan. La espada de Clovis-1 silba con un sonido espectral, propio de una banshee sedienta de venganza que carga el peso de miles de muertes.

Parece que el dolor sigue vivo en el interior de Clovis-1. Es como si luchara no solo por quienes perdimos, sino para llenar un vacío que le dejó el terror en una vida pasada. Quizá se trata del mismo terror que nos trajo a todos a Europa y abrió las puertas del infierno.

Ese vacío comienza a llenarse de nuevo, pero esta vez ya no es con terror, sino con amor.

Llena de valor y armada con un fusil, la Dra. Bray se va a su lado y encabeza el ataque con ferocidad y determinación.

Estos son los líderes que necesitábamos: unos guiados por la esperanza.

Nos caemos y nos levantamos.

1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10.

Luchamos a su lado. Algunos logramos cruzar Europa y avanzar hasta la Vía de Cristal, donde se encuentra el portal. Nos caemos y nos levantamos.

11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20.

Luchamos una y otra vez. Nos caemos y nos levantamos. El ciclo se repite.

21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30.

Nos acercamos cada vez más. Los cadáveres de vex se acumulan. Eso los enfurece.

Actúan con más rapidez, luchan con más fuerza y aumentan sus filas. Ya saben cuál es nuestro objetivo y nos atacan con todo.

Pero Clovis-30 y la Dra. Bray son implacables: la espada mutila de un tajo, golpe tras golpe; el fusil ruge como un trueno, bala tras bala. Nos caemos y nos levantamos.

31, 32, 33, 34, 35, 36, 37, 38, 39, 40.

Los reinicios constantes conllevan un sacrificio. Muchos bancos de memoria comienzan a quemarse por el uso excesivo. No volveremos a ver a algunos de los nuestros. Eso lo sabemos. Nos levantamos.

41, 42, 43.

Por fin llegamos a la cámara interior de la Vía de Cristal, donde se encuentra el portal. Apenas se alcanza a distinguir, ya que lo bloquea una horda de vex que lo defiende y de donde salen por montones.

En medio de todo aparece un vex gigante, es el mismo del que nos habló la Dra. Bray: un vex apocalíptico flotante con un escudo envolvente similar a una hidra.

Sus rostros no reflejan temor. Los dos Bray mantienen su firmeza.

Reagrupan a los pocos que quedamos; nos guían hacia una tarea mucho más abrumadora. Una que parece imposible de superar.

No obstante, nos muestran la verdad. Nos dicen que con suficiente valentía y compasión no hay imposibles. Juntos conforman el lamento cargado de las voces de las almas que cayeron ante estas máquinas sin mente.

Con el golpe final de Clovis-43 la espada se parte en mil pedazos. No le importa, él ya logró su objetivo.

Cuando la última pieza de la monstruosa hidra golpea el suelo, estallamos de alegría. Los pocos que quedamos. La Dra. Bray me permite hacer los honores. Después de todo, estuve ahí desde el comienzo.

El comando funciona. El portal se cierra. Lo logramos.

"Y ahora, a destruirlo", dice Clovis-43. Quiere que desaparezca para siempre.

"No", dice la Dra. Bray. ¿Qué? Creí que estaría de acuerdo.

"Sabes lo que ocasionó. Debe destruirse".

"Clovis. Tú, yo y todos los demás exos… merecemos la vida que nos prometieron. Si este portal desaparece y morimos, perdemos esa vida. Además, si nos vamos y los vex encuentran otra forma de regresar, la humanidad estará condenada. Entonces, hay que cerrarlo. Traguémonos la maldita llave, pero el portal se queda".

Clovis-43 suspira. "Espero no arrepentirme".

"Yo también", dice ella con sinceridad.

RECUERDO RECUPERADO; CLOVIS-43[]

13JUNIO/3:46PM

"Así que llegamos a esto", digo con intención de ser impertinente.

"¿Llegamos a qué?", pregunta Elsie.

"No te traje de regreso a Exociencia solo para dar un paseo por una tormenta de nieve", dije.

Se ríe. "No, no creía eso".

"Tengo un regalo para ti. Detrás de esas puertas".

"Él está ahí detrás".

"Exacto". Pongo mi mano en su hombro antes de que entremos y veamos a la IA de Clovis sola.

"¡Son los salvadores de Europa! ¿Ya acabaron de limpiar el resto de la colonia?", pregunta la IA.

"Ya casi", digo, y se lo confirmo a Elsie asintiendo. La IA sabe lo que va a pasar.

"No tienes que hacerlo, Clovis-1".

"Ahora es 43, y no me llamo Clovis. Ya no", digo y miro a Elsie. ¿Quieres hacer los honores?".

"Con gusto". Se dirige hacia la consola principal y escanea.

"Pero yo…", protesta. No dejaremos que sus palabras envenenadas lleguen a oídos ingenuos nunca más.

Ingresa una serie compleja de códigos en la consola. Luego pronuncia las palabras mágicas finales. "Desactivar inteligencia artificial".

La luz en los gigantes ojos del exo se apaga. Si Elsie pudiera sonreír, tendría una sonrisa enorme.

"Bien", dijo, "¿al fin podemos salir de esta luna congelada del infierno?".

Aún no. "Tengo una última petición."


"¿Estás seguro de esto? Esto es lo último que queda del fluido radiolario", afirma.

Muchas de las almas que perdimos a manos de los vex y el terror de Clovis se fueron para siempre, pero logramos regresar a algunas. Todas están fuera del mundo. Ahora solo somos nosotros y pronto seguiremos nuestro propio camino.

Comprendo su temor. Al fin, Elsie tiene un abuelo digno de su tiempo y ahora yo estoy por recibir un reinicio nuevo. Merece saber la razón.

"Cuando agregamos el banco E1-815 a tu huella actual, todos esos recuerdos regresaron a ti. Recuerdos de tu familia, tus hermanas, tu hermano, tu madre y tu padre. Del dolor, la pérdida y la culpa".

"Sí…".

"Elsie, yo provoqué eso".

"Pero no eres él".

"Siempre seré su espectro. Sin importar lo mucho que trate de evadirlo y tú… mereces liberarte de esa persona".

Hace una reverencia con su cabeza para decirme que está de acuerdo. Me duele inmensamente. Había un mundo en el que éramos una familia feliz. No es este lugar. Los dos los sabemos.

Coloco una tableta enfrente de ella.

"¿Qué es esto?"

"Es su diario. Tuyo si lo quieres. De lo contrario, guárdalo. De todas formas, está codificado en su mayoría. Leí un poco. La clase de persona que era yo… impulsado por el temor. Obsesionado con el legado. No me convertiré en eso. No de nuevo. Es hora de que tú y tus hermanos reconstruyan el legado de Bray de la manera correcta. O de que lo destruyan todo de una maldita vez".

Puedo ver lo mucho que desea hacerlo. Tal vez lo haga algún día.

"De acuerdo", dice.

En realidad, no sé cómo despedirme, pero ella sí. Me jala para darme el primer abrazo de toda mi vida. Me sujeta fuerte. Compartimos el momento. Un sueño de lo que pudo haber sido. Una mirada pasajera a través del cristal.

Desearía poder derramar lágrimas ahora. En realidad no importa, puedo sentirlas. Ella también.

"¿Me harías un favor?", pregunto.

"Lo que sea".

"Ese apodo que me puso el otro exo… ¿lo agregarías mi huella? ¿Con mi número?".

Se ríe. Es agradable escucharlo de nuevo. "Te gusta mucho, ¿no?".

"Cada vez me gusta más".

"Muy bien, Banshee".

Entro a la cápsula. Las puertas se cierran. Me despido de ella con la mano.

Veamos qué me depara el 44.

Advertisement