Atentamente, Micah Abram (en Latinoamérica) o Tu amigo, Micah Abram (en España) es un libro de Historia introducido en Más allá de la Luz. Las entradas se consiguen obteniendo los pingüinos dispersos en Europa.

CARTA 1

Estimado Viajero:

Me llamo Micah. Tengo diez años y soy humano. Probablemente ya sabías lo segundo, pero mi padre dice que probablemente había muchas especies inteligentes diferentes de donde vienes, así que quería ser específico.

Por cierto, ¿de dónde eres? Yo soy de Marte. ¡Pero, ahora mismo, papá y yo vamos de camino a reunirnos con mi padre en una nueva colonia en Europa! Mi padre es el ingeniero cuántico principal de BrayTech, lo que significa que construye computadoras muy geniales. Es tan bueno en eso que trabaja con Clovis Bray en todas las cosas secretas. ¡Incluso diseñó algunos de los equipos de Rasputín!

Espero que me muestre en qué está trabajando. Solía hacer eso en Marte. "Será una buena oportunidad para que aprendas", decía, "pero solo si prometes no contarle a nadie". Y nunca lo he hecho. A pesar de que mis amigos en casa me molestaban con el trabajo de mi padre todo el tiempo.

Bueno, mi antigua casa… Pronto Europa será mi hogar, ¡y tú serás mi nuevo vecino en Ío! Ojalá pudiéramos pasar de camino para conocerte en persona, pero Eventide (la colonia) necesita provisiones y papá debe empezar a trabajar de inmediato.

Es psicólogo. No entiendo para qué lo quiere BrayTech. Todo lo que hace es preguntarle a las personas cómo se sienten una y otra vez. Tal vez lo necesiten para entrenar a un Estratega como lo hizo la Dra. Ana Bray. Solo que, en vez de lenguaje, le enseñará a analizar sus sueños.

Papá siempre le explica a mi padre que es mucho más difícil de trabajar con un cerebro humano que con un disco duro. Tal vez mi padre lo metió en uno de sus proyectos para probar que se equivoca de una vez por todas.

¿Qué tienes tú, un disco duro o un cerebro? ¿Eres una inteligencia artificial como Rasputín? ¿Has hablado alguna vez con él?

Perdón si estas preguntas son muy personales. Mi papá dice que soy muy curioso y que está bien, pero que necesito aprender cuándo callarme. Lo cual es bastante injusto ya que él me pregunta cosas todo el tiempo. Como ahora mismo, me preguntó qué estoy escribiendo. Así que mejor encripto esto rápido y me voy.

Te escribiré después.

Atentamente,

Micah.

CARTA 2

Estimado Viajero:

Finalmente aterrizamos en Europa. Antes de bajar de la nave, nos dieron trajes para nieve oficiales de BrayTech para que los usemos siempre que tengamos que salir. Los trajes son muy gruesos y es difícil caminar con ellos, pero mi padre dice que hay un aislante extragrueso en el interior para protegernos de los iones malos del espacio cercano. Además, nos ayuda a mantenernos calientes. ¿Sabías que por la noche puede llegar a hacer 140 grados Kelvin?

Me pregunto por qué Clovis Bray eligió construir Eventide aquí cuando tu estás terraformando Ío. Aunque no esté terminado, seguro que es mucho más bonito…

De todas formas, me alegra que estemos aquí. Ver a mi padre de nuevo me hizo tan feliz que casi lloro (pero no lo hice). En un momento, de camino aquí, olvidé cómo era su cara. Sin importar qué tanto lo intentara, no podía verlo en mi mente. Fue horrible.

Se dejó crecer la barba, así que ahora se ve diferente. Me gusta, pero papá dijo que se siente como si estuviera besando a un oso polar. Mi padre dijo que papá también se dejará la barba cuando descubra lo cálida que mantiene su cara. "¡Pronto tendrás dos papás osos polares, Micah!".

Por ahora, tengo un pingüino. Uno artificial, no uno de verdad. Creo que soy demasiado viejo para tener juguetes, pero mi padre dijo que es un regalo de bienvenida de Clovis Bray. "Un regalo para tus próximas aventuras heladas!". Además, tiene un traje para nieve con aislante para iones, como el que tengo que usar yo.

Se ve genial, así que me lo quedaré.

¿Sabes sobre los osos polares y los pingüinos? Antes de que vinieras, vivían en los dos polos de la Tierra, que tenían climas muy parecidos a los de Europa. Pero nuestra tecnología era tan ineficiente que envenenaba el aire de la Tierra y mataba especies enteras de animales y plantas. Algo así como lo opuesto a la terraformación.

Voy a llamar a este pingüino Mihaylova como la científica y aeronauta de Ares Uno. ¿Recuerdas haberla conocido a ella, a Hardy y a Qiao? ¿Puedes ver sus caras en tu mente?

Eso fue hace mucho tiempo, mucho antes de que yo naciera, pero has vivido tanto tiempo que los años humanos deben parecerte un minuto. Si es así, entonces espera verme (aunque más crecido y con barba) en Ío un segundo después de recibir esto.

Todavía no estoy seguro de cómo voy a enviarte mis cartas. Tal vez me dejen usar un satélite bélico. Sé que son para amenazas de alto nivel y esas cosas, pero ¿cuántas de esas puede haber? Esto es una Edad de Oro.

Atentamente,

Micah.

CARTA 3

Estimado Viajero:

Llevamos una semana aquí, y hasta ahora, Eventide es bastante aburrido. Debido a la nieve y al peligro de los iones en el aire, casi toda la colonia está encerrada en este edificio subterráneo. Los únicos que pueden salir sin permiso especial son los de mantenimiento y los exos.

¡Ah, claro! No puedo creer que no haya hablado de los exos. Lo lograron: ¡Clovis Bray, mi padre y todos los científicos de BrayTech crearon inteligencias artificiales verdaderas que caminan, hablan y tienen forma humana!

¡Incluso llegué a ver uno cuando mi padre nos estaba dando un tour por la colonia! Se veía genial y brillante. ¡Tenía esas luces para los ojos increíbles! Quería hablar con uno, pero papá dijo que no podía confiar en que yo no le hiciera demasiadas preguntas, así que fue por su cuenta. Mi padre me dijo que por eso papá está aquí: para hablar con los exos y analizar su humanidad.

También dijo que cree que puede confiar en mí, sobre todo cuando se trata de mantener calmadas mis emociones. Algunas personas tienen miedo de los exos. No entiendo eso. ¿Cómo puede alguien no sentir fascinación por ellos?

Mi padre se rio cuando le pregunté eso. "Eres como yo. Siempre buscas lo nuevo y lo interesante. Nos olvidamos de tenerle miedo a lo que desconocemos".

Pero al poco tiempo se puso serio. "A veces eso puede meternos en problemas. Por eso tenemos gente como tu papá para equilibrarnos".

Fue entonces cuando papá regresó, parecía algo preocupado. No nos dijo nada por la "confidencialidad entre médico y paciente". Eso me molesta mucho. ¡Es lo que dice siempre! Excepto que esta vez no tiene sentido porque no son pacientes reales.

Antes de que pudiera decir eso, mi padre me preguntó si quería echar un vistazo dentro de la fábrica. Y por supuesto que quería. Así que fuimos al muelle de carga. No pude ver mucho, pero, aun así, fue divertido. Se supone que todo esto es secreto, pero creo que está bien si te lo digo. Al final, tú eres la razón por la que podemos hacer todo esto.

Atentamente,

Micah.

CARTA 4

Estimado Viajero:

No puedo creer que apenas haya pasado un mes. ¡Qué aburrido es estar encerrado todo el tiempo!

Todos los días son iguales. Mi padre me despierta y prepara el desayuno y luego se va a buscar a papá a la fábrica de exos. Por suerte, tengo a Mihaylova la pingüina para que me acompañe mientras recorro tooodo el camino al otro lado del edificio para llegar a la escuela.

La verdad no es una escuela. Es más un salón de clases. Solo somos 50 chicos, así que nos meten a todos en un salón con dos maestros. De esa forma, descubrí que todos tienen pingüinos. Me sentía tonto creyendo que era el único, pero también es algo tonto que Clovis Bray crea que los bebés y los niños grandes quieran el mismo juguete. Algunos de los chicos mayores lanzaron los suyos al conducto de reciclaje, pero yo logré rescatar uno. Creo que lo llamaré Calumet, por la aeronauta que no conociste porque murió camino a Marte.

Eso es lo único que me asusta. No los exo, ni las otras cosas que no entiendo. Morir justo antes de un nuevo descubrimiento. Hacer todo el trabajo que lleva a algo nuevo… ¡y luego bam! Que un estúpido accidente me borre a mí y a mis 290 años restantes.

Leí que antes de la Edad de Oro, la gente solo vivía hasta los 100 años si tenían suerte. ¡Y para entonces, estaban tan enfermos que no podían levantarse de la cama!

Qué bueno que llegaste.

Me pregunto cuánto vivirán los exos. Quizás para siempre, ¿verdad? Siempre y cuando sigan cuidándolos… pero supongo que con el tiempo, sus discos duros serán borrados por los rayos cósmicos. Mi padre dice que eso no pasará en miles de años. Suficiente tiempo para hacer respaldos.

Anoche soñé que era un exo. Estaba parado en medio de un lago congelado a mitad de la noche, sin traje para nieve, pero no sentía nada de frío. El cielo estaba completamente negro, excepto por una luna que brillaba a lo lejos. Y mientras miraba, preguntándome qué debía hacer… mi padre me despertó.

Al principio me molesté, pero me recordó que los sueños son mensajes que vienen de lo profundo de nuestra mente. Si no desciframos el mensaje, el sueño se repetirá. Así que espero concluirlo esta noche.

Atentamente,

Micah.

CARTA 5

Estimado Viajero:

El día de hoy fue el más interesante de todos los que estuve aquí en Eventide. En la escuela hicimos una excursión para aprender sobre el clima de Europa. O eso fue lo que dijeron nuestros maestros. Seguro están tan cansados como nosotros de estar encerrados.

Mientras nos poníamos nuestros trajes para nieve con escudo antiones, los maestros nos pidieron permanecer a la vista con un compañero. Pero claro que cuando salimos, todos corrieron en diferentes direcciones. Por eso decidí que aprendería cosas más útiles en la fábrica de exos con papá y mi padre. No rompí ninguna regla. La fábrica estaba a la vista y además iba con dos amigas: Mihaylova y Calumet.

Sabía que no podría pasar por la entrada principal sin una insignia, así que fui a la bahía de carga que estaba detrás, donde había dos exos bajando un montón de cajas. Estaban a punto de terminar, así que me oculté bajo la plataforma para esperar a que se fueran.

En lugar de eso, oí que uno de ellos se sentaba. "Tomaré un descanso. La necesitemos o no, esta es nuestra hora de almuerzo. Me niego a trabajar durante el almuerzo".

Y el otro dijo: "Extraño los almuerzos. Extraño tener hambre".

Y el primero le contestó con un tono raro: "Mmm… ¿entonces dirías… que tienes hambre de tener hambre?". Eso los hizo reír un buen rato.

Cuando al fin dejaron de reírse, el segundo exo dijo: "¿Qué le dijiste al loquero? ¿Le contaste sobre los susurros?".

Fue entonces cuando quise irme. No me gustó que se burlaran de mi padre. Además, la forma en que hablaban de la comida y los sueños… me hizo sentir náuseas. Tantas que supongo que hice ruido, porque luego oí: "¿Qué fue eso?".

Así que corrí.

Oí gritos detrás de mí, pasos que se acercaban, un golpe y un silbido sobre mi cabeza. Luego dos garras frías y duras me atraparon. Y entonces vi directamente sus ojos azules brillantes.

CARTA 6

Perdón por no terminar mi carta anoche. Tuve que dejarla para ir a cenar en familia. Últimamente, papá ha sido muy estricto con eso. La otra noche pensé que su cabeza explotaría porque mi padre llegó tarde.

Pero bueno, los exos me atraparon rápidamente y uno de ellos me alzó para estar cara a cara y…

Ahora entiendo por qué la gente se asusta. Bueno, yo tenía más miedo de meterme en problemas que otra cosa. Pero ver esos ojos fue… espeluznante. Fue casi como estar en un lugar tan oscuro que no puedes ver tus manos frente a tu cara, aunque puedas sentirlas.

Fue casi como estar en un lugar tan oscuro que no puedes ver tus manos frente a tu cara, aunque puedas sentirlas.

No podía apartar la vista, ni siquiera al oír al otro preguntar qué deberían hacer conmigo. Si sería más fácil solo desaparecerme.

Y de repente, sus ojos se oscurecieron y yo caí al suelo. Un segundo después se desplomó junto a mí, se volvió un montón de metal chispeante.

Debo haber corrido de nuevo. Lo siguiente que recuerdo fue regresar al salón vacío, sosteniendo a Mihaylova y a Calumet, y ver a los pingüinos que dejaron ahí. ¡Algunos estaban en el suelo!

Por alguna razón, eso me enojó. Tal vez soy demasiado grande para que me importen los juguetes, pero al menos cuido los míos. Así que recogí a los que se veían solos y corrí a casa atravesando el edificio para ocultarlos bajo mi cama. Luego volví a salir para buscar a mi grupo, justo cuando los maestros nos contaban.

Nadie se dio cuenta de que me había ido.

Eso significa que tampoco saben quién tomó los pingüinos. Así que ahora tengo nueve pingüinos: Mihaylova, Calumet, Hardy, Qiao, Clovis, Willa, Alton, Elsie y Ana.

Atentamente,

Micah.

CARTA 7

Estimado Viajero:

Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que hablé contigo, tuve que volver a leer mi otra carta para recordar lo que escribí. Llevamos aquí casi tres meses. Todos se sienten cansados. En especial papá. Está tan ocupado con sus "pacientes", que incluso no llega a las cenas familiares.

Ahora me hago mi propio desayuno. Aunque a veces me despierto tarde y no me preparo nada. ¿Recuerdas el sueño que te conté? Aún no logro descifrar el mensaje y sueño lo mismo cada noche.

Siempre comienza igual: soy un exo, en medio de un lago congelado, bajo un cielo negro y una luna muy blanca.

Por alguna razón, comienzo a saltar. Arriba y abajo. Una y otra vez. Cada vez, llego un poco más alto y al caer, piso más fuerte el suelo. A veces, me preocupa que el hielo se rompa y en eso, escucho un susurro que me dice que estaré bien, aunque se rompa. "No te dejaré morir antes de mostrarte la parte interesante".

Cuando salto, el susurro me dice: "¡Más alto, más alto!"

O tal vez dice: "¡Más cerca, más cerca!".

Puede que sea ambos. Anoche llegué tan alto, que casi salgo de la atmósfera. Desde ahí, pude ver que la luna eras tú, flotando sobre Ío. Logré romper la barrera de la gravedad y volé hacia ti, pero luego, otra voz me gritó: "¡No seas egoísta!".

Y en ese momento desperté porque escuché pelear a papá y a mi padre…

CARTA 8

Desperté de mi sueño de saltos y escuché a mi padre gritando: "¡Eres tan egoísta!" y a papá decirle que hablara más bajo. Aunque susurrara, podía escuchar que papá decía que no era egoísta. El proyecto era demasiado peligroso. "¡Sin mencionar que es inútil! ¡En primer lugar, si Clovis quisiera soldados funcionales y estables, no los haría sufrir traumas!".

Mi padre dijo que el punto no era evitar los traumas, sino que era prepararlos para eso. Eso nos permitiría protegernos sin necesidad de recurrir a ti, Viajero. Que podría llegar algo más poderoso o tú podrías ponerte en nuestra contra.

Eso no me hizo sentir muy bien. Mi padre me había contado lo mucho que habías hecho por nosotros y que había que devolverte el favor aprendiendo, explorando y extendiendo la Edad de Oro durante miles de años más. Pero en ese momento estaba diciendo…

"Deja la lección de ética y respóndeme: si supieras que la humanidad será destruida en los próximos 50 años, ¿no intentarías todo lo que está a tu alcance para salvarnos? ¿Para salvar a nuestro hijo?".

Todo quedó en silencio… estaba por irme a la cama de nuevo cuando escuché a mi padre: "lo del RDE es algo complicado, pero creo que los humanismos que sugeriste podrían ser la solución. De hecho, apostaré mi vida por ello".

Papá dijo que es eso lo que le preocupaba: "Te amo, pero olvida estar a salvo dentro de 50 años. Micah necesita seguridad aquí y ahora". Dijo que los colonos volverían a casa con la próxima nave de suministros. Esperaba que mi padre fuera con nosotros.

Mi padre comenzó a llorar. Volví a la cama y apilé todos mis pingüinos en mi cabeza para bloquear el sonido. No funcionó porque yo también comencé a llorar.

¿Qué va a a suceder?

Micah.

CARTA 9

Estimado Viajero:

Este será mi último mensaje. Tal vez no veas ninguno de estos mensajes de todos modos. Incluso si supiera cómo, no estoy seguro de que los enviaría.

Hay muchas cosas que no tengo claras en este momento.

Al día siguiente, todo parecía ser normal. Mi padre preparó el desayuno y me acompañó a la escuela, algo que nunca había hecho. Creo que le preocupaba que hubiese escuchado la pelea, porque dijo que lamentaba tener que trabajar tanto. Luego, me preguntó si me gustaba estar aquí. No supe qué decir, así que dije que sí, pero que extrañaba Marte. Creo que eso lo entristeció, porque volvió a pedir disculpas y dijo que trabajaría menos.

Papá trabaja aún más que antes. Primero pensé que cambiaría de opinión sobre irnos. Pero no lo he visto en toda la semana y me duele el estómago por los nervios.

Ya no he tenido el mismo sueño. Hace dos noches logré romper la barrera de la gravedad de Europa. Mientras me acercaba flotando hacia ti, el susurro dijo: "¿Seguro que sabes lo que crees que sabes?".

Desperté antes de acercarme. Y anoche no tuve ningún sueño, lo que debe significar que al fin comprendí el mensaje. Pero esas palabras quedaron grabadas en mi mente.

¿Seguro que sabes lo que crees que sabes?

Esta mañana, mi padre dijo que papá duerme en la fábrica porque tiene mucho trabajo, pero que pronto se tomará un descanso. "Y pasaremos todo el día juntos como familia".

Tengo la sensación de que miente.

Mañana la nave de suministros vuelve a Marte y quiero irme. Ya empaqué mis cosas y cuando mi padre vaya a dormir, me pondré mi traje para nieve e iré a buscar a papá. No me importa si me encuentro con un ejército de exos.

Tal vez saque a Mihaylova de mi mochila y la lleve conmigo para tener un apoyo adicional. Seguramente es algo tonto, pero…

… no sé qué más puedo hacer.

Adiós,

Micah.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.